Desde la Concejalía de Mujer del Ayuntamiento de Valderrey se continúa con el proyecto que comenzó hace dos años a través de la financiación del programa contra la violencia de género del Ministerio de Igualdad. Con este programa, estos dos años atrás se realizaron murales en Barrientos, Castrillo, Cuevas, Matanza, Valderrey y Tejados, resaltando la figura de la mujer rural y que ya son seña de cada pueblo.

Este año comienzan nuevas realizaciones que se realizarán en los tres pueblos restantes del municipio que quedan, Carral, Bustos y Curillas. Seguimos apostando por la juventud y su potencial y le hemos encargado la realización de los murales a Marina Fidalgo Vidal, joven artista que ya realizó los dos primeros murales y que sabe plasmar a la perfección toda la esencia de nuestros pueblos.

El primer mural ya finalizado que presentamos es el de CARRAL. Un mural que habla por sí mismo, ensalzando las mujeres de nuestra tierra, esos abrazos que abarcan ciudades que le damos a nuestras mayores y que llenan el alma. Esos reencuentros con nuestras abuelas, madres, tías, mujeres rurales que son el sustento de nuestros pueblos. Un abrazo que simboliza a la familia, a cada casa, ese olor a nuestro. Un abrazo donde sientes que nada malo pasa, donde todo se cura, donde todo se vuelve nuevo, el abrazo de ellas.

A su lado, una frase perfecta para definir este amor “No hay encanto que se pueda comparar a la ternura del corazón” (Jane Austen)

Como siempre, una mujer que ha hecho historia acompaña a cada mural con una de sus frases. En este caso, Jane Austen fue una escritora que escribió acerca de cómo las mujeres de su época (1775-1817) tenían como meta el matrimonio, sin importar si hubiese amor o no. Escribió mucho sobre la libertad de la mujer y de imaginar un mundo igualitario con un largo camino que recorrer.