En la noche del 31 de diciembre al 1 de enero, los pueblos de Carral y Barrientos sufrieron diferentes hechos vandálicos realizados por personas que quisieron pasárselo bien a costa del daño ajeno. Desde el Equipo de Gobierno del ayuntamiento de Valderrey, DENUNCIAMOS PROFUNDA Y TRISTEMENTE los hechos salvajes acontecidos, presentando una denuncia ante la Guardia Civil y esperando que se encuentren los culpables cuanto antes.

En el pueblo de Carral, de madrugada, cortaron el candado del cuadro de luz pública, manipulando los fusibles del mismo y dejando al pueblo de Carral sin alumbrado público, sin servicio en los automatismos en el depósito de agua potable y sin servicio internet, afectando también a Castrillo y Barrientos.

En el pueblo de Barrientos, en la misma madrugada, ha sido forzado y arrancado del suelo uno de los pies de farolas instalado en las Eras, se ha destrozado a pedradas el buzón exterior de la nave municipal del Espacio Joven y se ha arrancado la papelera instalada en el exterior del mismo espacio.