La magnífica exposición de Jorge Escanciano y su fotografía de la fauna de la Montaña Oriental leonesa cerró los audiovisuales del Club Teleno que otro noviembre han llenado los viernes del mes.

Jorge nos ha acercado muy íntimamente a la fauna con las que compartimos espacio en la montaña y que en la mayoría de las ocasiones no vemos. A pesar de saber que están ahí, siempre esquivos al contacto con el humano. Las fotografías y videos, de gran calidad técnica, nos han mostrado los animales en su vida cotidiana: el ciervo famélico que se esconde de las alimañas, el zorro arisco que defiende su comida de otros congéneres, la faceta amable del lobo con sus cachorros versus su temible voracidad alimentándose de una vaca muerta, el torpe paso de los oseznos tras su madre, el vuelo majestuoso del águila Real o los coloridos pájaros de nuestra montaña. Un placer descubrir la riqueza de nuestro patrimonio natural y una honda admiración por este fotógrafo “amateur” y su capacidad para capturar a los animales en el lugar y momento idóneo.

Ha sido esta una proyección acorde a la idea de acercar la montaña a La Bañeza y su comarca desde puntos de vista diferentes; en esta ocasión desde la lente fotográfica de un amante de la naturaleza, en anteriores ediciones pudimos comprender la percepción de un gran geólogo como es Javier Lozano y su interés por la Cabrera y el valle del Eria o el interés histórico y antropológico que la montaña despierta en Isidoro García. También hemos podido compartir otros puntos de vista como el que los Bomberos de las unidades de rescate de montaña del 112, el de los GREIM de Sabero o los miembros del BRIF de Tabuyo para los que la montaña se convierte en su lugar de trabajo.

Han sido 20 años en los que hemos podido viajar por el mundo entero: desde el Círculo Polar Ártico sobre esquís con Ricardo Álvarez por la isla de Svalrbard, hasta el desierto del Sahara y su temible Maratón des Sables con Ignacio Mata y José Carlos Arias. Navegando el imponente río Mackenzie en Canadá por territorios ignotos sobre un kayak junto a Carlos Ares y Carlos Rodríguez; a las cuevas más profundas acompañados por la veterana espeleología de Gueko, sobre ruedas o con el pie a tierra en las Traspirenaicas de Ricardo Cuervo o Miguel Jiménez, o caminando hasta el mismísimo Mar Negro por las montañas búlgaras de la mano de Maxi Bécares, también por las paredes rocosas más deseadas del mundo en Dolomitas, Yosemite , Alpes, el Tepui Acopán de Venezuela, … y como no podía ser de otro modo nos han llevado en volandas a las más altas cumbres del Himalaya, del Karakorum, de los Andes y su Cordillera Blanca, al Aconcagua y a nuestros deseados Alpes en todas sus vertientes y dificultades..

Himalayistas de la talla de Martín Ramos, Fernando García, Tente Lagunilla, Rosa Fernández, que nos acompañó gracias a la inestimable ayuda de la Junta Local de la AECC, …. Grandes comunicadores y creadores audiovisuales como el famoso Jesús Calleja o su inseparable cámara Emilio Valdes, el incombustible y prolijo Anselmo Vidal (AVIGAMO). También ese envidiable grupo de montañeros leoneses que han sido, y siguen siendo, un referente para
todos: Michel, Borja Araque, la cordada Isidoro-Ana Isabel-Adelo, Cristino Torio, … Nos han visitado con efemérides y grandes historias clubes de nuestra zona: el Club montañero benaventano , el Club Cimas de Zamora, El Club Pandetrave y su programa de montaña inclusiva, el Club de montaña de Sanabria con la espiritualidad de Daniel Boyano al frente,…..

Y otros grandes deportistas del panorama de carreras por montaña: Pablo Villa con sus
grandes gestas y al que hemos visto romper records y ganar en la élite, a los más veteranos
corredores por montaña como Salvador Calvo. De la misma forma nuestros ultra fondistas
bañezanos que nos han hecho vibrar en sus pruebas de larga distancia: Spine Trail, Tor de
Geants, UTMB, la Trasalpina Run, la Ultrapirineo, la Glaciar Race de Sanabria, los Tres Grandes,

Y nuestra montaña que ha sido objeto repetido para nuestra atención: Picos de Europa como protagonista más especial: El Urriellu, Torreceredo, Peña Santa, Cabrones, el Anillo del Vindio,….y otras de nuestras magníficas montañas como el Curavacas, Espiguete, Peña Ubiña, Gredos, ….

Muchas de las mejores actividades de miembros del Club han figurado entre las ponencias, dando repercusión y difusión a nuestra actividad, a los objetivos cumplidos o simplemente anhelados con intensidad.

Más allá de las gestas y de los éxitos, de las cimas y vías excepcionales podemos decir que todos y cada uno de los ponentes han traído a La Bañeza un sentimiento común: su profundo amor por la montaña acompañado de una desinteresada disposición a compartir sus momentos, a acercarnos sus vivencias y, por qué no, a hacernos soñar con sus aventuras o contagiarnos sus emociones. 20 noviembres van y los que quedan por llegar.

Nos vemos en la XXI edición.