La Junta de Castilla y León acordó hoy ampliar el horario de la hostelería hasta las 24 horas al decaer el toque de queda, que en el caso de la Comunidad está fijado a las 22 horas, para evitar que haya reuniones en lugares privados, como los domicilios al estar cerrados estos establecimientos.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, detalló las medidas de contención que entrarán en vigor cuando decaiga el estado de alarma, el próximo 9 de mayo,

Igea precisó que al decaer el estado de alarma deja de estar en vigor el cierre perimetral de la Comunidad, el toque de queda, el número de personas reunidas y el límite de aforos en iglesias, si bien se mantiene el semáforo con el cierre del interior de la hostelería con una incidencia de 150 casos en catorce días.