La Junta aprobó hoy que Castilla y León pase mañana al nivel uno de alerta sanitaria ante la mejora de los indicadores sanitarios, lo que permitirá recuperar el consumo en barra y de pie en los locales de hostelería y restauración y una ampliación, con carácter general de los aforos, hasta el 75 por ciento. Además, se permitirá tomar alimentos y bebidas en salas de cine, recintos taurinos e instalaciones deportivas.

Así lo acordó el Consejo de Gobierno de la Junta, que también permitirá un aforo del 50 por ciento en el ocio nocturno y del 75 en pubs, karaokes y similares. También en establecimientos comerciales y actividades profesionales abiertas al público, que no sean centros comerciales el límite máximo se fija en el 75 por ciento.

Estos cambios se aplicarán a partir de mañana con la publicación de la declaración del nivel uno de alerta sanitaria en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).