Los niños y niñas de Educación Infantil y Primaria de Hospital de Órbigo han recogido este lunes los libros de texto y el vale canjeable de material escolar por valor de 30 euros. Como en cada inicio de curso, el Ayuntamiento ha entregado a cada familia los lotes de libros para los escolares empadronados en el municipio que están matriculados en el colegio público. El acto de entrega ha tenido lugar en el salón multiusos de la escuela. En los próximos días, los alumnos y alumnas de ESO recibirán el material. En total, el Consistorio reparte este año 55 lotes de libros más las tablets de Primaria.
De esta manera, el Ayuntamiento de Hospital de Órbigo, pionero en España en crear el Banco de Libros, continúa con su apuesta por la educación pública y gratuita, en esta iniciativa que comenzó hace 12 años y en la que se implica toda la comunidad educativa, tanto la dirección del colegio como el AMPA. “Es un éxito, porque muchos de los libros que se han entregado ya tienen un recorrido de cinco cursos de uso, lo que quiere decir que tanto los padres como los niños los cuidan porque son conscientes de que los van a utilizar compañeros suyos en cursos sucesivos”, ha señalado la concejala de Educación y Cultura, Clara Paredes.

En un nuevo inicio del curso, el Ayuntamiento asume el coste de la compra del material y del cheque entregado a cada alumno, que es obligatorio gastarse en la librería local, de esta manera esta medida social repercute directamente en el comercio de proximidad. El alcalde, Enrique Busto, ha asegurado que “cada vez gastamos menos dinero porque los padres y madres, así como el alumnado, cuidan el material. Por lo tanto, agradecemos a todos, porque es un éxito de todos, que este año no hemos tenido que comprar ningún libro de tercero, cuarto, quinto y sexto de Primaria”. Como siempre, se ha renovado por completo los libros y el material de Infantil y hasta segundo de Primaria.
La iniciativa ha estado coordinada por la Concejalía de Educación, el colegio y el AMPA, cuya colaboración de manera solidaria incentiva a final de curso la entrega de todos los libros ya usados por los escolares para la reutilización y compra, con cargo al presupuesto del Consistorio, de los libros que faltan. En este sentido, la concejala y el alcalde agradecen a la dirección del centro su implicación.

De cara al próximo curso, con la entrada en vigor de la nueva legislación educativa con contenidos novedosos, será necesario cambiarlos todos, así que al final de este periodo lectivo las familias se encargarán de depositarlos en el punto limpio para que sean reciclados.