Aunque aún queda casi un año, el Ayuntamiento de La Bañeza ya marca en rojo dos de sus días más señalados del calendario. El alcalde, Javier Carrera, y el concejal de Deportes, Juan José Blanco, han confirmado hoy que el Gran Premio de Velocidad volverá a celebrarse, en su 71 edición, el 5 y 6 de agosto. “Son muchos los aficionados que quieren saber las fechas para reservar su alojamiento en La Bañeza o la comarca”, ha dicho el alcalde, consciente de que esta prueba es una de las más destacadas del panorama nacional y que cada año traer a la ciudad vecina a miles de aficionados.

El concejal de Deportes ha avanzado que esperan para esa fecha que el Gran Premio cuente ya con el título de Interés Turístico Regional prometido por la Junta. Se barajaron otras fechas en agosto, aunque finalmente se ha visto que lo más conveniente, también por ser principio de mes, es que en 2023 el Gran Premio se celebre el primer fin de semana de agosto lo que hará que las fiestas patronales se prolonguen aproximadamente quince días.