El afán del Ayuntamiento de Villagatón Brañuelas y de las juntas vecinales, así como una intensa labor de limpieza y consolidación, han permitido al monasterio de San Juan de Montealegre salir de la lista Roja del Patrimonio, que cada año publica Hispania Nostra, para entrar en la lista Verde que da el visto bueno a la conservación de los monumentos o lo que queda de ellos.

La limpieza de las ruinas ha dejado al descubierto símbolos y detalles singulares, hasta ahora desconocidos o, al menos, no recordados.

La iglesia, una joya románica, se mantuvo prácticamente en pie hasta los años 30 del siglo pasado, cuando comenzó una decadencia a la que ahora se pone freno.