Los populares acusan de “aprovechar la dimisión por enfermedad” del portavoz del PP para “tener mayoría” y aprobar las cuentas del próximo año “desoyendo la petición de retraso” hasta la toma de posesión de la nueva concejala

El Partido Popular de Benavides acusa al equipo de gobierno de intentar aprobar el presupuesto de 2023 con una “cacicada” aprovechando la dimisión de un concejal popular “por enfermedad” para convocar el Pleno donde aprobarlos.

El concejal popular y portavoz accidental, Javier Pérez, denuncia que “están desoyendo la petición de retraso” hasta la toma de posesión del nuevo concejal popular, negativa que se produce para “evitar que la oposición tenga mayoría en el Pleno y podamos rechazar el presupuesto”.

El PP solicitó hace casi tres semanas la sustitución del portavoz popular, César García, que dimitió por motivos de salud, por la siguiente en la lista. “No han querido convocar ningún pleno para que su sustituta tome posesión del acta”.

Mientras se dilata este procedimiento, han convocado para mañana el pleno de presupuestos, “una opción que nosotros rechazamos hasta que no estén, al completo, todos los miembros del Pleno”.

El equipo de gobierno de Benavides, formado por PSOE y Ciudadanos, no cuenta con mayoría desde comienzos del mandato tras el paso de uno de los concejales socialistas al grupo de no adscritos, “condición puesta por Ciudadanos para llegar a un acuerdo de gobierno”. Esta situación está provocando tensiones en el Ayuntamiento “porque, a pesar de no disponer de mayoría, no están dispuestos a negociar. Gobiernan como si tuvieran el respaldo mayoritario”, incide el portavoz popular accidental.

El Partido Popular asegura que “no asistirá al Pleno” como medida de protesta por no esperar a que la corporación esté al completo. El objetivo que persiguen, continúa, es “imponer unas cuentas sin escuchar a la oposición” y con el temor a “no tener la mayoría suficiente” para aprobarlas.