En la provincia de León ha finalizado prácticamente la recolección de alubia tras varias paradas por cuestiones climáticas que han alargado la recogida, finalizamos con una producción de 10.600.000 kilos, un 25% más que la pasada campaña, con la misma superficie en el entorno de las 4.250 hectáreas.

A pesar de las muchas incidencias climáticas por lluvias, la alubia de esta campaña se puede considerar de gran calidad, puesto que los agricultores cada vez más profesionales han esperado a que estuviesen en un estado óptimo de secado para poder recogerla. La provincia de León concentra el 66% de la producción nacional de alubia, España es un país deficitario de esta legumbre y solo produce el 25% de lo que consume, el resto se importa principalmente de Argentina, Canadá, EEUU, Turquía, Egipto y China.

En cuanto a precios han sido muy similares a los de la pasada campaña, parece que la falta de competencia al haber cada vez menos compradores ha hecho que la alubia sea de los pocos productos agrarios en los que este año no han subido los precios.

Las variedades más importantes (pinta y Riñón de León) se han vendido por parte del agricultor entre 1€/kg y 1,20 €/kg.

En el precio de los cereales de invierno subida de 10 €/t para trigo y cebada, consideramos que es una subida importante, si bien tras lo ocurrido la semana pasada, a alguno puede dejarle mal sabor de boca.

El maíz por su parte ha repetido precio a 280 €/t destino secadero, en una semana en la que las lluvias han paralizado la cosecha.

Subida generalizada en la carne tanto de ovino como de vacuno, lo cual puede dar un poco de aire a los dos sectores más perjudicados tanto por la crisis de precios de sus productos como del aumento de los costes de producción de los mismos.