ICAL
Más de 410 hogares en el municipio berciano de Molinaseca, 140 en la localidad de Campo y otros 190 en Santa Colomba de Somoza disponen de fibra óptica de alta velocidad tras las obras de despliegue que está llevando a cabo la empresa catalana Adamo. Los trabajos, que afectan a un total de 750 viviendas, se enmarcan en las actuaciones que la compañía desarrolla a lo largo del Camino de Santiago.

En ese sentido, Adamo tiene previsto llevar la fibra óptica a 125 poblaciones de la provincia de León antes de que acabe el año. En total, la conexión de alta velocidad llegará a más de 24.000 hogares leoneses. Estas inversiones son posibles gracias a las subvenciones del Programa de Banda Ancha de Nueva Generación (Peba), puesto en marcha por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y cofinanciado por la Unión Europea (UE).

En conjunto, Adamo resultó el principal adjudicatario de este programa, con 80 millones de euros para desplegar fibra óptica en 500.000 hogares ubicados en el ámbito rural de 20 provincias españolas. De ese presupuesto, más de 11 millones se destinan al desarrollo de esta infraestructura en Castilla y León y 4,3 millones se destinan a la provincia leonesa. En la Comunidad, la compañía prevé llevar la red de alta velocidad a unos 100.000 domicilios entre este año y el próximo, con prioridad para las áreas rurales y las nuevas zonas urbanas con alta densidad de población.