– La Plataforma Financiera ha aprobado desde la declaración del Estado de Alarma ayudas por valor de 538,7 millones de euros a 4.122 empresas, con una inversión inducida de 735,3 millones de euros y la creación o mantenimiento de 15.348 empleos

– En la provincia de León, la Plataforma ha gestionado 87,4 millones de euros para apoyar a 500 empresas desde el inicio del Estado de Alarma, con la creación o mantenimiento de 1.796 empleos y una inversión de 111,4 millones

– De la inversión de 538,7 millones de euros, Economía y Hacienda ha facilitado 406,2 millones a 3.628 empresas a través de ocho líneas extraordinarias para hacer frente al impacto de la pandemia y facilitar liquidez a autónomos y pymes

6 de abril de 2021
Castilla y León | Consejería de Economía y Hacienda

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fdez. Carriedo, ha visitado las instalaciones de Incosa en el Parque Tecnológico de León y ha mantenido un encuentro con los responsables de la empresa, para conocer los planes de futuro de esta empresa del sector de la Ingeniería. Incosa, con sedes en distintas ciudades españolas, Colombia, Nicaragua y Perú, cuenta con 400 trabajadores de los cuales un 65 % son titulados universitarios, de los que la mitad corresponden al sector de la ingeniería y la arquitectura.

La Consejería de Economía y Hacienda, a través de la Plataforma Financiera -hasta ahora denominada Lanzadera Financiera- ha impulsado, desde la declaración del Estado de Alarma el 14 de marzo de 2020, un total de 4.122 proyectos de empresas, con ayudas y préstamos por valor de 538,7 millones de euros. El desarrollo de estas operaciones ha supuesto la creación o el mantenimiento de 15.348 empleos y una inversión inducida empresarial de 735,3 millones de euros.
En la provincia leonesa, desde el inicio de la pandemia, el ICE ha gestionado 87,4 millones de euros para apoyar a 500 empresas con la creación o mantenimiento de 1.796 puestos de trabajo, con una inversión empresarial que ha alcanzado los 111,4 millones de euros.

En estos momentos, las ayudas directas y préstamos avalados son un recurso fundamental para que las empresas de la Comunidad cuenten con liquidez y puedan superar la crisis económica causada por la pandemia sanitaria del COVID-19.
Líneas extraordinarias frente al impacto de la COVID-19

Entre estas ayudas directas y financieras se encuentran las líneas extraordinarias que la Junta ha habilitado para responder a la emergencia y facilitar liquidez a autónomos y pequeñas y medianas empresas. Las ocho líneas han facilitado hasta el pasado 26 de marzo 406,2 millones de euros a 3.628 empresas de Castilla y León, así como la creación o el mantenimiento de 7.891 puestos de trabajo y la generación de una inversión inducida de 452,7 millones de euros.
La primera de estas líneas, destinada a aportar liquidez a micropymes y autónomos, ha financiado 1.142 propuestas por valor de 25 millones de euros. La segunda, destinada a mantener la actividad de las pymes que desarrollan su actividad en sectores especialmente afectados por la crisis de la COVID-19 -como la hostelería, el comercio, las manufacturas o el turismo, entre otros- ha resuelto 803 solicitudes por 142,4 millones de euros.

La tercera, dirigida a necesidades relacionadas con soluciones digitales de teletrabajo, digitalización y modernización de empresas, ha facilitado 159,6 millones para ayudar a 1.110 empresas de la Comunidad.

Respecto a la cuarta línea, que permite aplazar las cuotas de los préstamos de los programas de reindustrialización y crecimiento empresarial, ha respondido a 63 solicitudes con 19,6 millones de euros. Por su parte, la quinta línea extraordinaria puesta en marcha y cuyo objetivo es dotar de liquidez a autónomos y pymes, hasta el momento ha recibido 236 solicitudes por valor de 35,5 millones de euros.

Apoyo al sector del turismo y la hostelería
A estas líneas de ayuda se suman las puestas en marcha el pasado mes de noviembre para apoyar al sector del turismo y la hostelería de la Comunidad, especialmente afectado por el impacto de la crisis sanitaria de la COVID-19.
La primera de ellas se refiere a la financiación en áreas con medidas preventivas para favorecer las zonas y actividades con restricciones de movilidad. De esta manera se permiten realizar operaciones avaladas de préstamo para pymes y autónomos ubicados en municipios o áreas donde se adopten medidas sanitarias preventivas para contener la COVID 19. Hasta el momento se han financiado 201 operaciones por valor de 16,6 millones de euros.

Por su parte, la segunda hace referencia a la financiación de pymes y autónomos del sector de alojamientos turísticos y agencias de viajes afectados por la COVID-19, para financiar sus necesidades de circulante. Esta línea ha permitido hasta el momento 40 operaciones por 6,9 millones de euros.

La reciente línea de ayudas que garantiza el cobro de proveedores del sector HORECA, garantizando la liquidez en la cadena de pagos vinculados a la hostelería a pymes y autónomos, ha recibido una solicitud por valor de 40.000 euros y la correspondiente a mantenimiento del empleo ha financiado 8 proyectos por valor de 477.000 euros.