La Asociación de Empresarios del Órbigo (AEDO) ha donado tres sillas de ruedas, una al consultorio médico de Hospital de Órbigo y dos al de Veguellina, en un gesto por colaborar en la mejora de la asistencia sanitaria en los pueblos de su radio de acción.

En el dispensario médico de Hospital, los representantes de AEDO, Francisco Javier González y Desiderio Sutil, fueron recibidos por la médica, Ana Ciézar, la enfermera,Sandra, y el alcalde, Enrique Busto para transmitirles “nuestro enorme agradecimientopor su implicación en hacer entre todos una sanidad pública de calidad en nuestros pueblos”, pero sobre todo “por ayudar a hacer más accesible nuestro consultorio principalmente a las personas mayores ya quienes tengan dificultades de movimiento en momentos puntuales”, ha asegurado el regidor.

El presidente de Aedo, Francisco Javier González, ha enmarcado esta donación en el empeño del colectivo empresarial por “colaborar con la sanidad pública. De alguna manera queremos devolver a nuestros vecinos todo lo que recibimos de ellos”.

González ha destacado la mediación de uno de los socios para comprar las sillas de ruedas a un precio que se ajustara “a nuestras cuotas pequeñas” y ha agradecido el tiempo dedicado por “otra de nuestras socias en la confección de los bordados con el identificativo de nuestra asociación,formada por un grupo de empresarios que lo único que nos mueve es tirar entre todos por la zona”.

Enrique Busto ha destacado que esta donación no hace más que subrayar la “estrecha colaboración entre empresarios e instituciones” que en el caso del Ayuntamiento de Hospital se demuestra en el día a día con “el apoyo decidido a quienes fortalecen la economía de nuestros pueblos”.