Una jornada de ilusión y magia en la localidad maragata