El Festival ‘Luna de Cortos’ prepara su VIII edición, que se celebrará la primera semana de agosto, dedicando una parte esencial a la mujer, destacando su papel en todos los ámbitos de la sociedad. Historias poco comunes del cine, que desde la organización consideran que son “necesarias contar y visibilizar”, que además estarán adaptadas a las nuevas tecnologias. Esta nueva sección competitiva lleva por nombre ‘Smart Woman’, dejando claro que “la mujer está en igualdad, y la mujer inteligente es la mujer agricultora, urbana, maestra, emprendedora, sanitaria, ingeniera, ama de casa… en definitiva, la mujer trabajadora”, destacó el director del certamen, Bal Ferrero.

Además, el festival ya cuenta con país invitado, en este caso será ciudad invitada: Berlín. “Es una ciudad con una proyección internacional y potencialmente cultural por sí misma”, relató Ferrero, que añadió que en este sentido, ‘Luna de Cortos’ ya cuenta con la colaboración del Institut Göthe Madrid. Además de proyecciones vinculadas al cine alemán, también se llevará a cabo una exposición, si las circunstancias lo permiten, que representará la cultura del país germano.

Por otra parte, el festival ya ha abierto las bases de participación para esta octava edición, siendo posible enviar los trabajos hasta el 26 de abril. Recordar que, además de la categoría ‘Smart Woman’ y la de la ciudad invitada, ‘Luna de Cortos’ volverá a contar con las secciones oficiales a concurso de Ficción, Experimental y Rural. Además, también volverá a estar presente el talento castellano y leonés, a través de la ya consolidada categoría de Castilla y León. Asimismo, los valores sociales y humanos tendrán de nuevo su espacio con Cineastas Comprometidos: Premio Manuela Cabero. Las bases de participación se pueden consultar en la página web lunadecortos.es.

En cuanto a las sedes del festival, serán diversas. El municipio de Riego de la Vega, que recogió el año pasado el testigo para convertirse en sede permanente del certamen de cortometrajes, albergará también esta VIII edición de ‘Luna de Cortos’, aunque el festival contempla la posibilidad de diversificar los espacios, a raiz de algunos ofrecimientos de otros ayuntamientos. El director asegura que “estamos dispuestos a derivar a algunas partes del contenido del festival, pero tenemos una deuda con quienes nos acogieron el año pasado, Riego de la Vega, que gracias a su compromiso e implicación permitieron que el festival haya podido tener continuidad”. Ferrero agrega que “estamos agradecidos al alcalde, David Fuertes, y a sus concejales, que dispusieron en un mínimo plazo todos los medios para el festival”.