El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitó hoy el circuito natural de formación de vehículos autobomba 4×4 diseñado para el operativo de extinción de Castilla y León, ubicado junto a la base aérea de lucha contra incendios forestales de Rabanal del Camino (León), y al que se refirió como “único en el mundo”.

El circuito tiene una longitud de aproximadamente ocho kilómetros, con 24 obstáculos diferentes, entre los que se encuentran badenes, vadeos, circulación fuera de pista, pendientes a distintos regímenes de marcha, en los que se pretende que el conductor de vehículo autobomba de extinción de incendios forestales se familiarice con diversas situaciones en las que se puede encontrar en el monte. Todo ello está repartido en varios montes de utilidad pública del término municipal de Santa Colomba de Somoza, donde el consejero explicó que se lleva a cabo “un entrenamiento exhaustivo de alta cualificación”.

El espacio fue diseñado con la colaboración del personal del Centro para la Defensa contra el Fuego, dependiente de la Junta y con sede en León, que tanto en noviembre de 2021 como en marco de 2022, llevó la formación práctica de los conductores de autobomba del operativo contra incendios forestales mediante ediciones del programa de la Escuela de Administración Pública de Castilla y León.

Tal y como puso de relieve Suárez-Quiñones, “se trata de un Circuito único en Europa por su dimensión y por los obstáculos naturales que ofrece la propia orografía de esta zona de León”, que permite que “se asimile a lo que se van a encontrar los conductores cuando van a desarrollar labores de extinción del incendio forestal”.

La preparación del espacio se finalizó en junio de 2021 y en su mayoría se llevó a cabo con medios materiales y personales propios del Servicio Territorial de Medio Ambiente, lo que supuso una inversión de señalización del circuito y alguna actuación puntual de 40.000 euros.

Formación

El Centro para la Defensa contra el Fuego que la Junta tiene en León se encarga de la formación de todos los trabajadores del operativo autonómico contra incendios forestales, que reciben formación acorde a sus funciones. Esto supone más de 4.500 personas, integradas en una organización que previene, detecta, apaga, investiga y vigila hasta su completa extinción los incendios forestales en territorio de Castilla y León. La Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene definido un programa de formación que establece los itinerarios formativos de cada puesto de trabajo dentro del operativo.

En concreto, los conductores de los vehículos autobomba, además de sus cursos de formación inicial sobre trabajos de extinción, seguridad y manejo de los equipos, tienen definidos unos cursos de actualización que se imparten con una periodicidad establecida, en el que la conducción todo terreno es uno de los contenidos principales que comienzan este año y continuarán en 2023. La oferta de formación sectorial de la ECLAP para este año incluye 12 ediciones para 192 trabajadores, que se van a poder llevar a cabo en el circuito de Rabanal del Camino.

Los instructores que se encargarán impartir los cursos ya fueron formados en el propio circuito por especialistas de diferentes proveedores de vehículos y carroceros de los que proporcionaron los últimos vehículos autobomba adquiridos por la Junta de Castilla y León. Para ello se han organizado dos cursos avanzados dirigidos a 24 instructores que fueron seleccionados en cada Servicio Territorial de Medio Ambiente.