Este sábado, día 29 de mayo, vecinos de Filiel, acompañados por vecinos de otros pueblos del municipio de Lucillo, como Boisán y Molinaferrera, se han concentrado ante el Consultorio Médico de Filiel para reivindicar la apertura y funcionamiento de su servicio de atención médica, sumándose así al llamamiento por parte de la Coordinadora de Plataformas por la Sanidad Pública en Castilla y León.

El pasado mes de diciembre del año 2019, se presentó y quedó aprobada por mayoría en el Pleno del Ayuntamiento de Lucillo una moción a favor de que la Junta de Castilla y León retirara la reforma del sistema sanitario en las zonas rurales, evitando cualquier eliminación de consultas médicas en los consultorios en funcionamiento.

En el mes de marzo del 2020, a raíz de la crisis sanitaria por causa del COVID-19, se cerraron los consultorios rurales de este municipio (a excepción del de Lucillo) y, a pesar de las promesas y afirmaciones sobre su reapertura por parte de la Consejería de Sanidad de CyL, así como de la aprobación de la moción en el Ayuntamiento, los consultorios siguen cerrados y su servicio médico suspendido.

En esta localidad, Filiel, a día de hoy hay el número de cartillas sanitarias suficientes y se disponen de los medios necesarios (instalaciones y conexión Intranet) para su reapertura, evitando así el desplazamiento de personas que no disponen de vehículo propio o que tienen disminuida su movilidad, sobretodo en casos de las personas más mayores.
En julio de 2020 la Junta Vecinal de Filiel, alegando estas circunstancias, dirigió un escrito al gerente de Atención Primaria de León, a la responsable de área de Astorga y a la Consejería de Sanidad de CyL. La respuesta de la Consejería fue que se remitía a la Gerencia de Atención Primaria de León, para que tomara las medidas necesarias. No hubo más respuestas.

Así mismo y en ese sentido, los vecinos presentaron de forma individual una Solicitud de Queja Múltiple ante el Procurador del Común de Castilla y León, sin que se haya recibido respuesta alguna por el momento.

Casi un año después, el consultorio de Filiel sigue cerrado y los pacientes siguen desplazándose como pueden a Lucillo, donde se les atiende los días que hay consulta médica, que no son todos los días de la semana. Esta semana, por ejemplo, solo ha venido la doctora el lunes y el martes. Además, tampoco se tiene en cuenta que, a partir de ahora, habrá que atender a muchos pacientes con cartillas en calidad de desplazados.