La séptima edición de la Senda Poética Leopoldo Panero ya ha arrancado para recorrer los caminos culturales, paisajísticos y patrimoniales que Leopoldo Panero plasmó en su obra. Este año se centra en la adolescencia del escritor, por eso mira de forma especial a la primera casa de los Panero, justo enfrente del Museo del Chocolate, y que ha sido en esta ocasión punto de partida de la ruta. Armando Miguélez, organizador de la senda, ha dado la bienvenida a los asistentes y ha explicado que con la iniciativa también pretenden ponerse en valor aquellos lugares menos conocidos de la vida de los Panero.

Los participantes han salido de Astorga en dirección a Piedralba y Oteruelo, Morales del Arcediano, Val de San Lorenzo, Valdespino, Lagunas de Somoza y Santiago Millas en este primer día. El segundo día caminarán hacia La Sequeda y Valderrey y el tercer día la Vega del Tuerto, con Riego en su cabecera, será protagonista de este conjunto cultural y patrimonial que “ayuda a entender mejor la obra de Panero”.

El profesor Germán Gullón ha explicado como en aquellos años de juventud de Leopoldo Panero se puso de moda pasear por las ciudades y los entornos. De aquellos paseos con Luis Alonso Luengo o Ricardo Gullón salieron algunos de los poemas que ahora se recorren en esta senda. Por su parte, el director de políticas culturales de la Junta, José Ramón González, ha explicado que estas iniciativas ayudan a entender y a reconocer la importancia de Panero y su obra. También el alcalde, Juan José Alonso Perandones, ha reconocido que en la obra de Leopoldo Panero hay algunas alusiones de esta casa “desde donde se veía el tren”, ha dicho, deseando a todos los presentes una “buena senda”.