El pleno aprobó por mayoría absoluta su posición contraria a estos parques por su «grave afección al medioambiente, la agricultura, la ganadería y a los vecinos» y porque «no producen ningún efecto favorable en la generación de empleo local»

El pleno del Ayuntamiento de Truchas se pronunció este passado martes en contra de la implantación de los diferentes macroproyectos eólicos que planean sobre Cabrera. Dichos proyectos contemplan la instalación de hasta casi 90 aerogeneradores, más de 120 kilómetros de pistas y un tendido eléctrico de alta tensión a lo largo de varias localidades del municipio de Truchas y del resto de la comarca y comarcas aledañas, que «producirán unos irreparables daños en su zona montañosa, que afectará tanto a la flora y a la fauna autóctona como a sus vecinos», explicó el alcalde Francisco Simón.

El primer edil de Truchas, Francisco Simón, detalló que «el macroproyecto de parque eólico que se prevé instalar también generará un importante impacto» no sólo en su municipio sino «también en el resto de localidades hermanas del resto de ayuntamientos de la Cabrera». Y enumeró algunos de los efectos perjudiciales que generarían estos proyectos. «Estos parques eólicos afectan gravemente al medioambiente, al futuro de la agricultura, la ganadería y a otras actividades vinculadas a los espacios rurales». También citó entre los efectos negativos «un impacto paisajístico y acústico muy desfavorables», calificó los parques proyectados de
«sinsentido con graves consecuencias para la biodiversidad y el paisaje» y consideró que «hacen a los consumidores deudores de las grandes compañías eléctricas».

«No generan empleo»

El pleno del Ayuntamiento se mostró «a favor de las energías renovables», pero se decantó por elegir zonas «más acordes para su instalación», pero no en Cabrera dado que es «una zona muy sensible para la fauna y la flora». Asimismo expresó que «estos macroproyectos no producen ningún efecto sustancial favorable en la generación de empleo local y fijar población en una zona castigada en este sentido». Y destacó que «ni siquiera se han puesto en contacto con el ayuntamiento ni con las juntas vecinales para la contratación de personas de los municipios afectados de manera directa para realizar desbroces o el mantenimiento de las pistas».

Por todo ello, el pleno del Ayuntamiento de Truchas decidió trasladar al Ministerio de Transición Ecológica (MITECO), a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León su oposición a la construcción del macroproyecto eólico en las montañas de Cabrera. E instó a las administraciones a «exigir el riguroso cumplimiento de la normativa medioambiental y sectorial de aplicación».

La postura del Consistorio de Truchas es un revés a la pretensión de diferentes multinacionales de llenar los montes de Castilla y León de polígonos industriales eólicos. Hasta la fecha son tres los parques eólicos proyectados en el municipio de Truchas, de los cinco publicados en el Boletín Oficial del Estado que afectan a toda la comarca de Cabrera: Alto Cabrera, Corporales, Cabrera, Torneros y Anémide.

Estos cinco parques eólicos suponen la instalación de un total de 88 aerogeneradores, más de 121 kilómetros de pistas, 219 torres de alta tensión de las líneas de evacuación de la energía generada, y 5 subestaciones eléctricas, así como las canalizaciones asociadas, dispersas por los cordales de prácticamente todas la sierras de la comarca, pero también por las laderas y fondos de valle. No sólo eso. La plataforma ciudadana Cabrera Despierta tiene constancia de que actualmente se realizan mediciones en al menos tres nuevas zonas
de la comarca.

La plataforma Cabrera Despierta se congratula de la postura tomada por el Ayuntamiento de Truchas y se ofrece para proporcionar información a los vecinos de los municipios que lo soliciten, como lo vienen haciendo en los últimos dos meses desde su creación. Este colectivo ha enviado cartas a los ayuntamientos y juntas vecinales para que se posicionen públicamente e informen a los vecinos de sus pueblos sobre todos los aspectos que abarcan estos proyectos.

En esta primera ronda de contactos con los alcaldes de la zona, Cabrera Despierta se reunió el pasado mes con el alcalde de Truchas, Francisco Simón. En dicha reunión se acordó realizar una sesión informativa con las Juntas Vecinales del municipio e incluir en el siguiente pleno del Ayuntamiento un punto específico para tratar el tema de los parques eólicos. En la reunión informativa, que tuvo lugar el pasado día 18 de junio, los asistentes
recibieron información relativa a los parques eólicos que muchos de ellos desconocían. En ella se informó a los asistentes sobre las consecuencias que acarrean los macroproyectos en sus pueblos: impacto medioambiental, paisajístico, socioeconómico y afección a la salud de las personas. La reunión fue calificada como positiva por ambas partes y con algunas juntas vecinales se acordó la realización de reuniones informativas con los vecinos de los pueblos.

El posicionamiento en contra de los parques eólicos del pleno del Ayuntamiento de Truchas de este martes se obtuvo por mayoría absoluta, con el apoyo de cinco concejales y la oposición de un concejal del PSOE y otro del Partido Popular. La plataforma Cabrera Despierta agradece la decisión del consistorio en la lucha contra los proyectos eólicos y espera que no se quede solo en la moción del pleno y que el Ayuntamiento presente las pertinentes alegaciones a los proyectos y detenga los trámites que estén en su mano para evitar el avance de las centrales eólicas en la comarca.

Transparencia en la información y participación ciudadana

En las próximas semanas, la plataforma Cabrera Despierta se reunirá con los alcaldes de Encinedo y Benuza para mantener unas sesiones informativas con los representantes de las diferentes pedanías de esos municipios. Los primeros ediles de ambos ayuntamientos han confirmado a este colectivo que ellos votarán lo que decidan las Juntas Vecinales de sus municipios. Dicha reunión aún está por concretar en el caso de Castrillo, mientras que el alcalde del Puente de Domingo Florez, municipio afectado por las líneas de evacuación del proyecto Alto Cabrera, ha asegurado a la plataforma que la posición de su Consistorio será la que adopte la mayoría de los ayuntamientos de la comarca.

A pesar de ello, la última palabra la tienen las juntas vecinales, pues son ellas las propietarias de gran parte de los terrenos ocupados por los proyectos eólicos. Por eso, Cabrera Despierta sigue instando a las juntas vecinales y a los ayuntamientos a que actúen con transparencia e informen a sus vecinos sobre los contactos mantenidos con las empresas y los posibles contratos, así como otros trámites administrativos y del alcance y repercusiones reales de los proyectos eólicos. Son varias las juntas vecinales de Cabrera Alta y Baja que ya han manifestado estar en contra de los parques eólicos. Aún así, la plataforma considera de vital importancia que todas las juntas vecinales reflejen dicha decisión en sus actas y que sometan al conocimiento de los Concejos vecinales toda la información de la que dispongan, y que sea dicho Concejo el que vote el posicionamiento hacia los parques eólicos con toda la información sobre la mesa.