El Museo de los Caminos del Palacio de Gaudí propone como pieza del mes de noviembre un medallón que ofrece una efigie de Santiago Peregrino. Este 2021, Año Santo Jacobeo, el museo presenta cada mes una obra perteneciente a la tradición jacobea dentro de la Diócesis de Astorga.

El medallón, de procedencia desconocida, es un buen ejemplo de la tradicional artesanía en piedra azabache que se convirtió, junto con las labores en plata, la de mayor éxito entre los peregrinos a Compostela en los siglos dorados de la ruta jacobea –desde sus inicios hasta el silo XVII, principalmente.

La pieza de pequeño tamaño presenta la efigie del Apóstol con algunos de los símbolos iconográficos más representados. Aparece con un sombrero de ala ancha y una vieira tallada al frente, esclavina y rostro barbado, así como larga y fina melena que cae sobre su hombro. La pieza, ovalada, está engastada en un finísimo sogueado y un trabajo en metal dorado que la embellece. En la parte superior e inferior del medallón, se remata con dos pequeñas vieiras, siendo la primera la que permite convertirlo en colgante.

La talla del azabache en talleres compostelanos se justifica por la devoción jacobea y su trascendencia en aspectos religiosos, económicos y artísticos. Es un material fósil frágil, duro, compacto y negro que acepta un pulimento con el que adquiere un intenso brillo y un tacto suave.

En el siglo XIV aparece ya documentada la actividad gremial de estos maestros que generaron una gran profusión de todo tipo de piezas y amuletos para el recuerdo de los peregrinos que acudían a la tumba del apóstol Santiago. En 1410 se crea la Cofradía de Maestros Azabacheros Compostelanos, viviendo su etapa de mayor esplendor hasta finales del siglo XVI. A partir de entonces comienza su lenta decadencia, a pesar de que se mantiene viva esta artesanía que tiene su arraigo en el nacimiento de la peregrinación a Santiago.

Este medallón del siglo XVI se muestra en la sala Provisorato, dedicada en el museo a las piezas de iconografía santiaguista. Puede visitarse, así como el Palacio de Gaudí, todos los días de 10:30 a 14:00 horas por las mañanas y de 16:00 a 18:30 horas por las tardes.