Un equipo de artificieros de la Guardia Civil desactivaba este miércoles un proyectil fuera del campo de tiro del Teleno, en la zona de Fuchochico, una de las minas romanas a cielo abierto más visitadas del municipio de
Luyego de Somoza.

Los artificieros acudieron después de que el alcalde de Luyego, Luis Martínez, llamara a la Guardia Civil alertando de que un vecino había encontrado de manera fortuita “un proyectil de gran tamaño” sin explosionar a la entrada de la cueva de Fucochico. Los técnicos en explosivos, tras confirmar que se trataba de “un artefacto militar que no es de adiestramiento sino para uso en fuego real”, lo detonaron en un paraje cercano a donde se encontró, explica el regidor en la carta urgente enviada esta mañana a la Subdelegación del Gobierno porque es ha sido hallado fuera de la instalación militar.

La Asociación Teleno Libre ante “la gravedad de esta negligencia por parte del Ministerio de Defensa” ha pedido responsabilidades por haber puesto en riesgo a las personas que se encontraban en las proximidades del Lugar exacto donde fue encontrado lo que parece ser una granada propulsada por el lanzacohetes C90.

Depuración de responsabilidades

El Ayuntamiento de Luyego también ha calificado de “grave” el hallazgo por “las posibles consecuencias en caso de explosión derivada de una potencial manipulación del proyectil por personal civil”, y solicita en la carta que se investiguen las causas de la presencia del proyectil sin explosionar en terreno civil y cómo llegó a ese lugar que se encuentra a varios kilómetros de la zona de caída de proyectiles, en el fondo del barranco formado por los arrastres de la técnica minera romana de las ‘arrugias’, que se encuentra debajo de un camino por el que sí está autorizado el paso de vehículos militares pero que no forma parte del campo de tiro.

El Consistorio también ha pedido que se investigue cuánto tiempo ha
permanecido el proyectil en Fucochico y “quién es la persona responsable
de que este hecho haya ocurrido”, así como que “se depuren las
pertinentes responsabilidades”, se trasladen al Ayuntamiento “todas las
informaciones derivadas de esas investigaciones” y, además, que “a la
mayor brevedada posible” se desplace hasta el municipio personal la
secretaria de Estado de Defensa, Amparo Valcarce, para “debatir y acordar
un nuevo marco de funcionamiento para el campo de tiro del Teleno”.

Falta de control y desidia del Ministerio de Defensa

Para la Asociación Teleno Libre, el suceso confirma “la falta absoluta de
control” por parte del Miniserio de Defensa “en un tema tan delicado
como es la seguridad de quienes vivimos en el interior del campo de
maniobras y de quienes nos visitan. Tiran proyectiles donde les da la gana
y ni siquiera se preocupan por retirar los que no explosionan, incluso, en
lugares concurridos por turistas y senderistas, denigrando, de esta
manera, nuestros recursos turísticos”, indican desde la asociación. El
hallazgo también corrobora “la desidia, una vez más, manifestada por el
ministerio que dirige la leonesa Margarita Robles hacia la gestión
medioambiental de los peligrosos residuos que generan los ejercicios de
tiro con fuego real”, subraya el colectivo.

Por ello, desde Teleno Libre exigen “encarecidamente” al Ministerio de
Defensa que “limpie de una vez el vertedero de munición en el que ha
convertido el interior y exterior del campo de tiro”, una petición que viene
formulando de manera reiterada desde el incendio de este verano que
arrasó cerca de 4000 hectáreas “por no poder intervenir los servicios de
extinción ante la presencia de munición sin explosionar”.